Un paseo por los árboles a la danesa

JAIME DE LAS HERAS

Hablar de Dinamarca es hablar de sostenibilidad, ecología y concienciación social. Por eso, incluso sus paseos por el bosque, son ultraecológicos. La última joya de estas características es The Treetop Experience, una escalera de caracol de más de 40 metros de altura que asciende hacia el cielo convirtiéndose en el impresionante mirador del bosque Gisselfeld Klosters Skove, en la ciudad de Haslev, a apenas una hora al sur de Copenhague.

Allí nos espera un recorrido de algo más de 600 metros a los que ascenderemos por esta peculiar escalera, desde la cual descubriremos todos los encantos que rodean a este trabajo de EFFEKT, un estudio de arquitectura local, especializado en trabajos en madera. Esta experiencia, enmarca dentro del proyecto Camp Adventure, un parque forestal de aventuras cercano a la torre, se convierte de esta manera en la cima natural de la foresta danesa.

Desde su cumbre podremos observar las copas de los árboles que nos rodean, mientras que desde sus alturas medias observaremos los brotes más jóvenes, comprendiendo al mismo tiempo las diferencias que hay en ramajes y frondosidad de unos ejemplares y otros.

Aunque, evidentemente, esta experiencia no está hecha para los más sedentarios. Al Treetop Experience sólo se puede subir andando, a través de la rampa en espiral, por lo que si uno no tiene demasiado físico o cierta tendencia al vértigo, será mejor que espere abajo.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD