Picalagartos Sky-Bar: de Madrid al cielo

La primavera capitolina despliega sus encantos.

meneame
Compartir

Cuando el sol empieza a ganar la batalla a las nubes y las lluvias parecen cosa del pasado las ciudades se destapan. Las terrazas, guardadas bajo lona durante meses, despiertan de su letargo y se convierten en el punto de encuentro de todos aquellos a los que vivir a ras de suelo se les queda pequeño.

Así aparece esta primavera Picalagartos Sky Bar, la flamante terraza del igualmente flamante NH Collection Gran Vía, la última apuesta de la firma hotelera, en pleno corazón de Madrid, desde el que domina un skyline impresionante a través de la novena planta de este edificio histórico.

Situada en el ático de Gran Vía 21, una construcción de 1918, Picalagartos se convertirá con total seguridad en el place to be de la primavera madrileña por tres razones: su extensión (tiene un aforo de casi 200 personas), sus vistas de 360º y su cocina, comandada por Javier Muñoz-Calero, chef ejecutivo de Azotea Grupo. Con estas tres varitas y bajo la atenta mirada de los destilados Diageo, Picalagartos promete convertirse en el epicentro del buen tiempo madrileño a 40 metros de altura.

Dos espacios diferenciados, uno que incluye el restaurante propiamente dicho –situado en la octava planta-, que constará de una cocina castiza, de producto pero reinventada en su forma y el segundo espacio, el Sky Bar, emplazado en la novena altura de Gran Vía 21, que ofrece alta coctelería, un sinfín de mesas, espacios y muchos, muchos sofás, para que puedas seguir todo el recorrido del sol desde que despierta a Madrid hasta que lo acuesta.

Nosotros ya te hemos dicho donde está y ahora debes tú comprobar que no es una forma de hablar eso de “De Madrid, al cielo”.

Una de las 94 habitaciones del recién inaugurado cuatro estrellas NH Collection Gran Vía.