Porto Montenegro comienza su verano con grandes novedades

La primera marina de Montenegro se consolida como destino naviero de lujo.

meneame
Compartir

Agrestes paisajes y los fiordos más meridionales de Europa nos dan la bienvenida a las costas de Montenegro, la joya náutica de los Balcanes, que un año más continúa con su apuesta como destino predilecto para la navegación de lujo.

Allí nos recibe Porto Montenegro, el puerto deportivo más importante de este pequeño país, que en 2018 estrena su propia playa de alto standing. 600 metros cuadrados con acceso directo al agua, camas balinesas, hamacas y una atmósfera relajante son los ingredientes para disfrutar del sol montenegrino. Por la noche la playa se convierte, transformando el espacio  en un bar al aire libre que incluye una gran pantalla de cine y un menú completo de cóctel.

Pero no es la única gran novedad de la temporada en Porto Montenegro. El plato fuerte es la apertura de Marina Park, un impresionante complejo con vista a los superyates que aquí amarran y a la Bahía de Boka, protegida por la UNESCO, que cuenta con casi 1.300 metros cuadrados de jardines y espacios verdes.

El remate, más cultural que náutico, se produce con la renovación de dos espacios clásicos de la Marina como son el Auditorio  y Syncho, dos espacios de ocio dedicados a conciertos, teatros, conciertos y desfiles de moda.

A ellos además cabe sumarle las aperturas de varios restaurantes más, incluyendo un champagne bar, un asador tradicional montenegrino y un restaurante japonés de primer nivel como Sumosan, convirtiéndose todo ello en la excusa perfecta para descubrir Montenegro a través de sus costas.