Harley-Davidson, de los pies a la cabeza

PABLO ORTEGA

Si piensas que Harley-Davidson sólo hacía motos estás muy equivocado.

Tener una Harley-Davidson es uno de esos sueños que la mayoría de los padres tienen (y que no todos llegan a alcanzar). Pero una vez que en el garaje descansa una de esas maravillas del mítico fabricante de Milwaukee, toca cuidar el resto del conjunto, para que nuestra imagen sea acorde con el espíritu de libertad y rebeldía de la marca. Por eso, en el catálogo de Harley-Davidson, además de fantásticas motocicletas, también podemos encontrar una amplia gama de básicos que no pueden faltar en el armario de los moteros fieles a la marca.

Y ahora que llega la primavera y sus primeros rayos de sol, es la hora de apostar por prendas más ligeras como cazadoras, camisetas, jeans y complementos (como billeteras y cinturones, entre otros) realizados con los mejores tejidos y los diseños más rompedores.

Y la mejor manera de comenzar a confeccionar nuestro ‘uniforme Harley-Davidson’ es con este casco semintegral que te mostramos, que además de aportar la calidad, el confort y –sobre todo– la protección que todo motero necesita, añade una buena dosis de estética, gracias a su atractivo acabado en verde y a un acertado diseño en el que destaca una gran estrella y el nombre de la marca. Ideal para aquellos que son de Harley-Davidson de los pies a la cabeza (sobre todo a la cabeza).

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD