Ray-Ban se baña en oro

Buscando El Dorado.

meneame
Compartir

Hace tiempo que las gafas de sol dejaron de ser un complemento eminentemente práctico, convirtiéndose en una declaración de intenciones de estilo. Sólo así podemos entender las últimas Ray-Ban Golden Wings, que podríamos catalogar como las gafas soñadas por el Rey Midas.

Limitadas a una exclusiva línea de sólo 500 unidades, estas Golden Wings que homenajean al clásico ochentero de la firma llevan impreso el oro de 24 quilates en su ADN. Lentes, montura y puente superior están recubiertos de una fina capa de oro, el cual es responsable principalmente de los más de 500 dólares que cuesta cada unidad y que, a pesar de su precio, ya ha conseguido agotarse en la venta online de la firma.

Algunas unidades –pocas- permanecen aún sin vender en tiendas seleccionadas de la firma, como las de Los Ángeles o Nueva York, donde por cada unidad te darán además la carta de autenticidad que asegura que estás comprando literalmente oro, aunque sea para tu vista.