Brora 1972, el whisky de los 16.000 euros

meneame
Compartir

44 años durmiendo en una antigua barrica de Jerez, así se pasó desde 1972 este Brora las últimas cuatro décadas hasta que se decidió embotellar semejante maravilla, lista para ser subastada, degustada o quizá sólo conservadas.

Una única botella es lo que se pudo extraer de esa barrica para llenar de júbilo a uno de los hombres que participó en la subasta por esta joya escocesa de la más pura esencia single malt. Casi medio siglo el que se ha pasado ganando en sabor, prestancia y aromas, convirtiéndose en objeto de culto de coleccionistas de todo el mundo que el pasado mes de mayo acudieron a la subasta de este Brora 1972 en Hong Kong.

14.500 libras hicieron falta para llevarse a casa a esta joya de los destilados, algo más de 16.000 euros por 75 centilitros de un whisky que lleva impresa la historia de Brora en su ADN, una destilería que cerró sus puertas en 1983, y que se convirtió así en una de las leyendas de las destilerías escocesas.

Esa es la razón por la que Diageo, propietaria de estas barricas, decidió crear la categoría Casks of Distinction, seleccionado clientes privados para adquirir algunas de las barricas más singulares de sus destilerías, repletas de whiskys de altísima calidad y carácter.