Cómo guardar tu vino en verano

Al calor, imaginación.

meneame
Compartir

5Cómo guardar tu vino en verano

Sorprender a tus amigos, concederte caprichos o simplemente atesorar botellas para una oportunidad especial (cualquier ocasión es buena) son, en verano, una bonita excusa para que nos entreguemos a las libaciones del buen vino. Sin embargo, este nuestro país, cuyo clima agradecemos en verano y primavera con sus floridos rayos de sol y largas insolaciones, no tiene las características ideales para conservar el vino en verano si uno no dispone de cavas o bodegas.

Por eso y para evitar que tus vinos pierdan propiedades cuando la temperatura sube, hemos elaborado una lista de consejos a los que deberías prestar atención si no quieres que la magia de Helios acabe cargándose a tus preciados fermentados.

Evita las cocinas.

Si no disponemos de cavas portátiles o de una alacena bien fresca –algo lógico- es importante que no utilices la cocina siempre como almacén de vinos. Allí cocinarás, quizá no en exceso, pero sí habrá cambios de temperatura entre el día y la noche y puede que la presencia de los fogones haga que el calor sea insoportable. Si no te queda más remedio que guardarlo en la cocina busca un lugar oscuro, bajo (el aire caliente sube) y lo más fresco posible. Armarios o cajones serán así un buen aliado para tus caldos.

Atrás