Estas son las últimas tendencias a la hora de tomar café

Ya sea casero, de máquina, en cápsulas o soluble, casi todo el mundo empieza su día con una buena taza de café.

meneame
Compartir

Tal es la pasión que ha suscitado que la industria cafetera se encuentra inmersa en un proceso de constante cambio. En consecuencia, hoy los amantes del café pueden tomarlo casi de cualquier manera: ardiendo, helado, en smoothie, sin leche, con leche condensada, etc.

Como ocurre en los distintos campos del consumo, en lo que respecta al café también existe una serie de tendencias tanto a la hora de tomarlo como de elaborarlo. He aquí algunas de ellas.

Cold brew: El auténtico café helado

No se trata del ya clásico café que pides en el bar acompañado de un vaso de hielo durante los meses de calor, sino que afecta más bien al método de elaboración. Efectivamente, el café helado es un tipo de café que se realiza sin una fuente de calor, únicamente con el uso de agua fría. Se rellena una cafetera con el café de mejor calidad, se añade agua del grifo y se deja reposar en la nevera durante unas 12 horas. Más tarde, se saca del frigorífico y se remueve bien antes de filtrarlo para llenar una taza.

Infusión de hojas de café

Para muchos no es un café en el sentido estricto de la palabra pero se está haciendo cada vez más popular. Muchos expertos señalan que, frente al café estándar, esta infusión de hojas procedentes del árbol del café es rica en antioxidantes y, en cambio, no posee un alto contenido en cafeína, lo que la convierte en una opción mucho más saludable.

El café nitro

Otra de las opciones más apropiadas para la época estival y el calor es el denominado café nitro. Hizo su aparición hace ya un par de años, pero lo que parecía algo puntual ha acabado convirtiéndose en una verdadera tendencia. De hecho, no son pocos los establecimientos que lo han incluido entre sus opciones y a menudo lo sirven directamente en la barra a través de un grifo al igual que la cerveza. Básicamente se trata de añadir nitrógeno al café infusionado en frío o cold brew.