Grupo La Máquina: el placer de comer y sentirse como en casa

Emblema de la buena mesa, el emporio de la familia Tejedor sigue siendo uno de los referentes de la restauración madrileña.

meneame
Compartir

Cuando en 1982 se abrieron las puertas de La Máquina, pocos se habrían atrevido a pensar que aquel restaurante, de hondas raíces asturianas y de producto fresco, se convertiría tres décadas después en una de las banderas gastronómicas por excelencia de Madrid.

36 años en los que una familia, los Tejedor, se han volcado en cuerpo y alma en uno de los más nobles trabajos que uno puede encontrar, el de alimentar a otros. Una historia que se forja en las cocinas y fogones pero que prosigue en las salas de sus locales, donde con la misma devoción que se empezó en los años 80 se sigue sirviendo a los cientos de miles de clientes que por los 15 restaurantes del grupo pasan al año.

El número 22 de Sor Ángela de la Cruz, el epicentro de La Máquina.

Sí, has leído bien, cientos de miles. Concretamente dos millones, que son los servicios que el grupo La Máquina dio en 2017, ya bien sea desde el La Máquina Original de Sor Ángela Cruz o contando los que sirvió la última incorporación, Lux, en plena calle Jorge Juan, desde el que se reivindica toda la amplitud que esta gran familia gastronómica nos ofrece.

La barra de Puerta 57, dentro del Santiago Bernabéu.

Tampoco se usa en balde el concepto familia, porque bajo este conglomerado de nombres se da trabajo a 650 personas, todos ellos miembros de una forma de hacer las cosas en las que la calidad, el mimo y el buen hacer siguen siendo los ingredientes principales. A ello, como llevamos paladeando años, se suma lo mejor de las carnes, las lonjas y los mercados para que el cliente siempre tenga la certeza de que en Grupo La Máquina se disfruta comiendo.

La Máquina de Chamberí, lugar ideal para disfrutar una tarde de Ponzaning.

Puede ser en barras como las de La Máquina de Chamberí, en la bulliciosa calle Ponzano, o en salas como las de Casa Nemesio o Casa Narcisa, referentes inmediatos de la buena mesa desde sus inicios. O puede ser en un restaurante, digamos tradicional como El Asador de la Esquina, dentro del estadio Santiago Bernabéu, o apostarlo por un concepto rompedor y original, lleno de fundamento gastronómico, como es Lux, el benjamín de la casa, con espacio para 360 comensales donde sushi, parrilla y cocina fusión se citan para que Grupo La Máquina siga haciendo historia.

Casa Nemesio, un puerto a la madrileña en el 260 de Paseo de la Castellana.

De escribanos de ésta ahora se encargan ahora Sergio Tejedor, hijo de Carlos Tejedor, fundador del grupo, que ejerce como presidente y consejero delegado. El cual cuenta además con la inestimable ayuda de su hermano Roberto, en calidad de asesor gastronómico, y de Javier Rueda, un profesional apasionado de la gastronomía con larga trayectoria en el mundo empresarial, el cual ha acudido a la llamada de los Tejedor hace apenas un año, ejerciendo aquí las funciones de director general del grupo.

Una de las salas de Lux, último proyecto del grupo.

Siendo todos ellos los garantes de que los pasos de La Máquina sigan marchando como en los últimos 36 años, esto es, siendo referentes de la buena mesa, la alta gastronomía y el carácter hospitalario de la ciudad de Madrid en la que siempre encontraremos un restaurante de Grupo La Máquina en el que sentirse como en casa.

Javier Rueda, director general de Grupo La Máquina, y Roberto Tejedor.