La cocina italiana más allá de la pasta y la pizza

No sólo de harina de trigo vive la Bota.

meneame
Compartir

10La cocina italiana más allá de la pasta y la pizza

Pocos países pueden ser más terribles gastronómicamente en la vida de un celíaco que Italia. Gires la cabeza a donde la gires encontrarás gluten, de una forma u otra, presente a través de la harina de trigo que ha dado fama mundial a la cocina italiana.

Pasta y pizza son los dos adalides de una gastronomía fácilmente reconocible, sabrosa, muy imitada pero por la que hoy rompemos una lanza para demostrar que hay otra Italia, la que no tiene que ver con los spaghetti, ni con los linguine, ni con las masas de pizza ni con las focaccias. No decimos que nos gusten pero abramos un poco el espectro. Italia no espera.

Risotto alla milanese.

Aunque el risotto es un plato bastante típico del norte de Italia, donde es auténtica religión es en Milán. No necesita grandes ingredientes más allá del arroz –arborio, por supuesto-, un buen caldo para cocerlo –puede ser de verduras o de carne- y azafrán, no se necesita más. Hay guerras, como en todo plato tradicional, sobre quién lo cocinó primero. En Parma se disputa esta patente gastronómica con el rissoto alla parmigiana pero a nosotros nos gusta más con el toque del azafrán.

Atrás