Madrid referente en albergar mercados culinarios con esencia propia

Los mercados de abastos no dejan de sorprender en Madrid; es Ruta 77 la nueva propuesta para deleitar al paladar de los sabores más atrevidos de la cocina nacional e internacional.

meneame
Compartir

La proliferación de mercados de abastos en los centros neurálgicos de las ciudades españolas no es cosa de ahora, sino una tendencia que desde años atrás se promueve más y más. No cabe duda que uno de los motivos que diferencian a los buenos mercados unos de otros es por la rica cocina y estudiada carta que sólo en algunos de ellos se consigue. Es el caso de Ruta 77; el nuevo mercado del centro comercial Palacio de Hielo que cuenta ya con nada más y nada menos que diecisiete conceptos gastronómicos en un mismo espacio la mar de potente e innovador.

Diecisiete puestos que rodean en modo de rectángulo al espacio; permitiendo diferentes zonas adaptadas para que el comensal pueda degustar las exquisitas propuestas que en este mercado asoman. Desde hamburguesas gourmet y pizzas artesanales recién horneadas para los paladares más canallas; a los burritos, quesadillas, nachos y tacos de la cocina internacional mexicana.

Lo asiático también tiene cabida en Ruta 77, y es que es posible encontrar el puesto de cocina asiática donde el sushi o platos como el wok son alternativas indiscutibles para los que gustan de los sabores del lejano continente asiático. Asimismo el trópico está fielmente representado con proposiciones culinarias como la cevichería que sin duda da el toque sofisticado de este coqueto mercado.

Para quienes no pueden vivir sin su tortilla de patatas, croquetas caseras, frituras andaluzas, o incluso de pintxos vascos y tapas de cazuela; Ruta 77 ofrece puestos personalizados con lo mejorcito de la gastronomía nacional; además de contar con una fantástica pulpería que junto al puesto de quesos y embutidos nacionales dan el toque al lugar.

Para completar este increíble carnaval culinario, este versátil mercado apuesta por tener una genuina barra a modo de vinoteca con más de setenta referencias de todas las denominaciones de origen del país; que junto a una amplia variedad de cócteles de autor preparados en el momento en su estupenda terraza con vistas a la calle, permite al comensal disfrutar de una experiencia completa, fenomenal para los fines de semana o como opción de afterwork tras la jornada laboral.

Un mercado que engancha nada más entrar por su fausta puerta. Una propuesta joven y con carácter que dará mucho que hablar en los próximos meses, puesto que sus puertas apenas llevan abiertas poco tiempo atrás. La ruta por los cinco continentes se encuentra ahora en Ruta 77.