Tatel, de Madrid a Miami pasando por Ibiza

Ulises Medina

¡Lo que es bueno es bueno! y sino que se lo digan al gran TATEL; el restaurante de moda de la capital madrileña. En año y medio el joven restaurante ha pasado de ser un ambicioso proyecto a convertirse en obra culinaria y parada obligatoria por todos lo individuos que aterrizan en Madrid.

Lo curioso de todo, es que la capital española ya no es la única ciudad afortunada que ve crecer los éxitos de este gentil restaurante, sino que tras su triunfo capitalino, grandes urbes como Miami, inauguran en estos días una propuesta similar que tiene como objetivo superar o por lo menos igualar al del número 36 de la avenida de Castellana.

Con TATEL Miami se va haciendo realidad el objetivo con el que iniciaron el proyecto: el de convertir TATEL en un icono de la cultura y la alta cocina tradicional española, tanto dentro como fuera de la frontera española. Una carta con identidad propia que, bajo la máxima del respeto al producto, resume la esencia de aquellas recetas tradicionales que hacían las abuelas, acercándolas a nuestro tiempo. Una propuesta muy variada, con el producto de mercado como protagonista, y adaptada a las temporadas. Al frente de la cocina estará el chef Nicolás Mazier, que cuenta con una larga experiencia bajo los fogones.

Y entre historia e historia, y tras victoria tras victoria; es imposible pasar por alto la nueva propuesta que TATEL Madrid ha dispuesto para los comensales que gustan de los almuerzos en éste: ‘Hoy y además’. Ni más ni menos que una serie de platos que van cambiando todos los días, y que se añaden a la variada carta del restaurante. Una propuesta que sugiere enganche y desde luego, es una incógnita para lo que por allí acuden, ya que todos los días son sorpresas de con qué platos deleitará el genuino chef.

¿Éxito? Más que éxito; un restaurante con cocina de primera, ambiente de categoría y un servicio exquisito que permite a los bon vivant disfrutar de ricos almuerzos y cenas al son de innovación continua que demuestra el porqué de estar a tope siempre.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD