Un viaje gastro internacional sin escaparte de Madrid

Una terraza que endulza las comidas de este verano

meneame
Compartir

El Madrid más cosmopolita se denota no sólo por sus gentes, arte o moda entre otras variantes; sino por el valor gastro – cultural que plantee. Bajo este escenario aparecen nuevos restaurantes que aterrizan con la misión de ofrecer la fusión de sabores bajo una cocina local con guiños a lo internacional. En otras palabras, atrapar lo mejor de otras culturas, y adaptarlas a la variedad de gustos que conforman a España, y en este caso a Madrid.

Es la cocina de Midtown, uno de esos referentes en enloquecer al paladar que habita en la capital española; con nuevos aromas que derriten y embelesan. Con dos grandes terrazas: una en su misma entrada, y otra en uno de sus laterales; el restaurante MIDTOWN coloniza en el archiconocido Paseo de la Habana de Madrid, con su buen hacer, además de mostrar las enormes habilidades gastronómicas que este tiene.

Situado en el número 11 del Paseo de la Habana; y con palmeras verdes y parasoles al puro estilo isleño, la carta de este gentil restaurante plantea diferentes áreas bien marcadas en función de los gustos del comensal. Desde luego, su variedad permite conformidad para aquellos paladares atrevidos como para los más prudentes; la clave es satisfacer al público, pero dejar esencia de inicio a fin.

Apartados que van desde entrantes para compartir; a platos de la lejana Asía; a la cazuela; y de la huerta; sin obviar las hamburguesas y sándwiches; o de la granja. Lo suyo aquí; es elegir entre diferentes opciones, para disfrutar de todo un poco.

La ensalada de Tataki de salmón con aguacate, rúcula y aliño de yogur, es una de las grandes promesas del apartado de la huerta; eso sí, previamente es un deber poder deleitar de platos para compartir entre los que destacan: el crujiente pollo marinado al estilo americano con salsa de miel y mostaza; las fajitas del viejo oriente con magret de pato, verduritas, aguacates, jalapeños y chutney de piña con tamarindo; o los afamados nidos de gambón con salsa de yakitoro.

Entre las propuestas de la cocina asiática; Midtown plantea clásicos como el tartar de pez mantequilla o el de atún rojo con tres texturas. Mientras que, en los platos tradicionales de cazuela, destacan los raviolis caseros de calabaza con salsa gorgonzola.

En las hamburguesas o sándwiches, el comensal puede optar entre el criollo dog argentino con chimichurri, aguacate y asadillos; ¡Está para chuparse los dedos! O, el kebab relleno de carne de cordero desmechada, nabo encurtidos, tomate fresco, brotes, salsa de yogur y hierbabuena. Mientras que de la granja, y con un perfil cárnico; es posible encontrar platos que van desde la pierna de jamón asada a baja temperatura; a los crepes de pato en salsa de teriyaki y sirope de Martini; o la sartencita de solomillitos de vaca con patatas.

En los postres; este virtuoso emplazamiento ofrece un sinfín de propuestas, entre las que destaca su famosa maceta de oreo con helado de vainilla; la tarta fina de manzana; y el lemon pie con merengue suizo gratinado. Sin duda, una propuesta de lo más dulce que se completa conque el propio Midtown cuenta una amplia referencia de vinos para todos los gustos.

No cabe duda, que es uno de las jóvenes promesas de la zona de Castellana. Un lugar que poco a poco va acogiendo mayor número de restaurantes con esencia como la que tiene el mismísimo Midtown.