911 GT2 RS, la ultrapotente alegría de Porsche

JAIME DE LAS HERAS

Porsche sigue celebrando su millón de unidades del Porsche 911 vendidas a través del mundo y claro, con tanta historia que contar a sus espaldas lo mejor es hacerlo a lo grande, con nuevas unidades, mucha potencia y muchos caballos para comerse el futuro que está por delante.

Por eso, no nos extrañó contaros hace unas semanas que conocimos al Porsche 911 más potente de fábrica jamás montado, el 911 Turbo S Exclusive Series, una maravilla en negro y dorado que presumía de pasar de los 600 CV, concretamente llegando a los 606, convirtiéndose en la mayor bestia que había salido de la fábrica de Stuttgart.

Hasta que ha llegado el Porsche 911 GT2 RS, bueno, o llegará, porque de momento sólo conocemos sus estimaciones, que lucirá nada menos que 700 CV, convirtiéndose de nuevo en el 911 más potente desarrollado por Porsche hasta la fecha. Insistimos en el ‘hasta la fecha’ porque viendo el incesante trabajo de los ingenieros Porsche, quizá todavía nos quede 2017 para llevarnos alguna sorpresa.

Ésta en concreto, la del Porsche 911 GT2 RS, será una adaptación de aquel que vimos en 2010 y que ahora gana aún más potencia y aligerando su peso. Eso sí, sin tocar en exceso el motor, porque volverá a montar un seis cilindros bóxer, marca de garantía de la casa, a los que apoyarán turbocompresores más grandes, una mejor refrigeración y un escape de titanio que aligerará la balanza en siete kilos.

A la fiesta se suma también una revolución en la palanca de cambios ya que el Porsche 911 GT2 RS tendrá un doble embrague automático y siete relaciones, perfecto para exprimir al máximo todas las posibilidades de esta bestia. A ello además habrá que añadirle un sistema de dirección que actúa en las cuatro ruedas, una de las últimas incorporaciones a la familia 911, haciendo del bólido una maravilla absolutamente maniobrable.

Condiciones que en carretera le convierten en un auténtico atleta que se pone a 100 kilómetros por hora en sólo 2,8 segundos. Tiempo suficiente para que lleguemos con celeridad a los semáforos sin andar metidos en grandes preocupaciones. Aunque si lo que nos preocupa es el peso, aún le podemos limar unos cuantos kilos a esta maravilla. Para eso, sólo deberíamos adquirir el Weissach Package, que nos ahorrará 30 kilos más a través del uso de fibra de carbono en levas de cambio, volante y barras estabilizadores. Es decir, un bólido al que sólo le faltan las alas para salir volando.

Su precio de salida estará en torno a los 325.000 y como os hemos dicho antes, tendremos que esperar a 2018 para verle por las calles, así que no nos queda más remedio que empezar a hacer ganas antes de tiempo.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD