Lamborghini Huracán Spyder: dos mejor que cuatro

JAIME DE LAS HERAS

Hemos de reconocerlo, la tracción trasera vive malos tiempos. Amada por los puristas del control y de los virajes desde hace décadas pero denostada por los tiempos modernos, la tracción trasera vive su extraño peregrinar en el desierto en pos de vehículos que siempre aspiran a las tracción total.

La electrónica y los sistemas de estabilidad han contribuido enormemente a corregir esos queridos deslices que la trasera nos provocaba pero aún así, el 4×4 le gana terreno a cada paso que da con la seguridad por bandera. No es que nosotros seamos unos temerarios ni pretendemos que vosotros lo seáis pero sí somos conscientes de que conducir un trasera es más emocionante que un deportivo que se asemeja a una barca y no nos da ningún extra de adrenalina.

Por eso nos encanta el nuevo Lamborghini Huracán Spyder, un vehículo que recupera la propulsión trasera, aligerando además su peso y que está realmente destinado para brillar con su motor V10. Más agresivo en el diseño y ligeramente más bajo, el Spyder es un portento que se pone a 100 en tan sólo 3,5 segundos y que cualquier amante de la conducción querría poseer, aunque sólo sea por volver a vibrar con los virajes.

Maravilla que además le ha valido ser Coche del Año para nuestros compañeros de Robb Report América. Por algo será, ¿no?

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD