El resurgir del todopoderoso Shelby Cobra

JAIME DE LAS HERAS

Seguro que más de una vez lo has visto en películas, series o anuncios y es que el Shelby Cobra forma parte del imaginario automovilístico americano por excelencia. Perfecta definición del Muscle Car estadounidense, el Cobra reúne deportividad y potencia en un formato tan compacto que nos hace vibrar aún hoy.

Y es que, aunque no lo parezca, son más de cincuenta los años que han pasado por este icono de la automoción, por lo que iba siendo hora de que volviera a las calles, respetando siempre sus orígenes y el diseño que le hizo único, bautizado en esta ocasión bajo Sebring Edition Shelby Cobra.

Por eso Sebring ha lanzado al mercado 15 nuevos Shelby Cobras, idénticos a los que un día hicieron famosa a las 12 Horas de Sebring en 1963. 54 años de diferencia y el mismo resultado, pieza a pieza y respetando fielmente el diseño original, tanto en motor como en carrocería. Precisamente esa es la razón por la que sólo 15 unidades han podido ser fabricadas, necesitando dedicación exclusiva casi artesanal para producir estas joyas atemporales.

Iconos del motor americano, traídos al futuro cincuenta años después.

Estos Cobras además vendrán carenados y pintados con los colores originales de algunos de los participantes de aquellas míticas 12 Horas, por lo que conducir una de estas maravillas será un privilegio aún mayor, teniendo toda la sensación de poder bajo tus manos con sus 435 CV (sí, una bestialidad) que generan sus ocho cilindros en uve. Puro sabor americano.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD