Volkswagen se lanza a la conquista eléctrica de Pikes Peak

El cielo es el límite.

meneame
Compartir

El reto de enfrentarse a Pikes Peak es suficiente aliciente para que cualquier firma automovilística pise el pedal a fondo. Sin embargo, Volkswagen no quiere quedarse sólo en la meta, quiere ir más allá.

Por eso ahora, 31 años después de su última intentona con un Golf de 652 caballos, la firma de Wolfsburgo quiere coronar Pikes Peak con el I.D. R Pikes Peak, un modelo eléctrico creado entre  Volkswagen R y Volkswagen Motorsport con un objetivo: bajar de los 8:57.188 minutos que tardó Rhys Millen en cubrir los 19,99 kilómetros del recorrido.

Para ello, Volkswagen ha puesto al volante a Romain Dumas, un experimentado piloto en estas lides, que tendrá el honor pero también la responsabilidad de manejar el I.D. R Pikes Peak desde los 2.800 metros hasta los 4.300 metros, salvando así el legendario desnivel de esta prueba.

La aventura, salga bien o no salga tan bien, no será sólo un reto deportivo, sino que también servirá a Volkswagen para medir el desempeño de los motores eléctricos en circunstancias tan adversas como son las que se dan en Pikes Peak.

¿Lo conseguirán?