Kronaby, conexión sueca

FRANCISCO MADERA

Lejos de ser una moda pasajera –como muchos en la industria relojera proclamaban– los smartwatches llegaron para quedarse y un buen número de firmas se han subido al carro y ofrecen propuestas cada vez más sofisticadas, nada que ver con los primeros y aparatosos dispositivos de estética futurista.

Una de ellas es la marca sueca Kronaby, que acaba de lanzar su primera colección de relojes híbridos. Se trata de un homenaje a la tradición relojera en combinación con la última tecnología.

La colección se compone de cuatro modelos con dial y manecillas tradicionales que permiten a los usuarios conectarse a su smartphone y controlar algunas de sus funciones como –entre otras cosas–, las notificaciones, la música, la alarma o la cámara de fotos.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD