El Big Ben se ‘callará’ durante cuatro años tras 157 sonando

JAIME DE LAS HERAS

157 son los años que el Big Ben, posiblemente el más grande icono de Londres, lleva dando las horas de manera ininterrumpida a londinenses y turistas que alguna vez se han acercado hasta los muros de este emblema de la ciudad. Ahora y durante los cuatro próximos años, a partir del día 21 de agosto, el Big Ben dejará de dar las horas o de tañer sus sonoras campanadas para ser reparado.

Un siglo y medio de trabajo infatigable ha llevado a la obligación oficial de parar toda actividad relacionada con la Elizabeth Tower, nombre oficial de la torre que aloja el reloj, que verá durante este cuatrienio como los operarios la pondrán ‘guapa’ de pies a cabeza. Tejado, mampostería, sus campanas y el mecanismo del reloj serán los objetivos primordiales a los que se enfrentarán las cuadrillas para volver a poner en hora al reloj más famoso de Gran Bretaña que pide a gritos una tregua.

La renovación, valorada en 36 millones de euros, supondrá además la adición de un ascensor para la Torre, además de remodelar numerosas partes dañadas de ésta, como ladrillos exteriores y escaleras internas.

El silencio, aunque largo, se romperá de manera puntual en ocasiones como Año Nuevo u otras fechas señaladas. Ocaso puntual que sin embargo ya se ha producido otras veces a lo largo de la historia, como en la década de los cuarenta durante los bombardeos alemanes o en la década de los setenta, cuando se acometió la última gran reforma del reloj.

Así que el que tenga ganas de Big Ben deberá esperar hasta 2021 o darse prisa, mucha prisa, para llegar antes del día 21 a sus escaleras.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD