El atardecer más bello de Malasia en la Sunset Royal Villa

ÁLVARO PÉREZ

Situada sobre el mar de Andamán, en la costa de Malasia, se encuentra la Sunset Royal Villa o el mejor alojamiento del hotel St. Regis Langkawi. Se trata de una villa privada de cuatro habitaciones a las que antecede un vestíbulo con el suelo de cristal para que sus huéspedes puedan observar el fondo marino.

Provista de un elegante mobiliario, así como de elementos decorativos locales, la villa, de 504 metros cuadrados, es de lejos la mayor suite de todo el resort. Además, se halla en la zona más alejada de la propiedad, al final de un puente de madera en una laguna protegida, en medio de un paraíso que conforman los bosques tropicales de sus alrededores, de modo que la privacidad y la conexión con la naturaleza están garantizadas. Además de unos atardeceres de película.

Las dos habitaciones que se encuentran a la derecha del vestíbulo comparten la terraza exterior con vistas a todo el resort. A su izquierda, hay un pequeño gimnasio de uso privado y una habitación con dos camas desde cuya terraza se pueden observar los acantilados colindantes donde la jungla termina.

Al otro lado del vestíbulo hay un enorme salón de ventanales que van del suelo al techo y paredes blancas con piezas de arte asiáticas. Junto al salón, un comedor repleto de lámparas de araña extiende el espacio de la estancia, incluyendo un pequeño piano de cola y una mesa con capacidad para 16 comensales.

Por último, al otro lado de la villa se encuentra la suite principal, una enorme habitación cuyo baño dispone de un jacuzzi para dos incrustado en una bella pared de azulejos y, al igual que ocurre con el salón y el comedor, la suite también comunica directamente con la terraza, maximizando las posibilidades de su espacio exterior.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD