Ocho días: la medida ideal de lo que debería durar tu viaje

JAIME DE LAS HERAS

Sabemos que, igual que a todos, este verano aún latente se te ha hecho corto. No importa que preguntemos a aquel afortunado que ha tenido 48 días libres o a aquel otro, no tanto, que apenas ha tenido una quincena para poder huir de la rutina.

Sin embargo, partiendo de esa base, parece que hay una medida estándar por la cual cada viaje que realicemos no debe ser superior o inferior a los ocho días. Esto no quiere decir que sólo debamos tener ocho días de vacaciones, ni mucho menos, pero sí significa que es la cantidad idónea de días en los cuales acabaremos disfrutando y mimetizándonos con el medio que hayamos elegido para ser rodeados.

Esta conclusión no es nuestra, sino de la Universidad de Tampere en Finlandia, donde un estudio a 54 personas ha acabado arrojando que los ocho días, o sea, esa semanita y un poco, es el tiempo más que correcto que necesitamos para disfrutar con plenitud de nuestro ocio.

El cómo han llegado a esa conclusión es lo relevante de la historia. Básicamente y según este estudio, los ocho días son el equilibrio perfecto que se da en tres fases distintas. Aclimatación, disfrute y vuelta a la realidad. La primera nos mece en una especie de letargo por el cual somos conscientes de dónde estamos y de que estamos, por fin, de vacaciones. La segunda nos lleva a disfrutar en plenitud del lugar donde estamos y a realizar las actividades que teníamos pensadas.

La tercera, como colofón, sirve para darse cuenta de la felicidad que sentimos en esos momentos habiendo realizado lo que teníamos en mente, siendo al mismo tiempo conscientes de que alargar más ese período en ese lugar no acabará mejorando de forma ostensible la experiencia y que nos sirva para hacernos a la idea del regreso. Es decir, si con ese período hemos conseguido la buscada desconexión y podremos volver al día a día sin con la sensación de haber cumplido.

Sí, podríamos descansar más o hacer algo más, pero diciéndolo de forma coloquial, ya habremos ‘exprimido’ lo mejor de nuestra experiencia. Esa razón, según la citada universidad, es la que llevó a sus ‘cobayas’ a medir en ocho días como el período vacacional perfecto para un solo destino.

Por nuestra parte habrá que esperar a 2018 para comprobar si con ocho días tenemos de sobra. Así que ponemos en vuestra mano la oportunidad para que nos contéis si con ocho basta o se nos quedan cortos.

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD