Próximo destino de nieve: California en julio

JAIME DE LAS HERAS

Los Beach Boys, Santa Mónica, las calles de Los Ángeles, la empinada San Francisco o los mitos musicales de The Mamas & The Papas nos hicieron creer siempre en una eterna y soleada California. Pero el tiempo no has acabado dando la razón y es que en toda la vastedad del estado californiano también hay tiempo para el esquí y la nieve.

Allí nos espera Mammoth Mountain, ubicado en plena Sierra Nevada californiana, a algo más de cinco horas en coche de Los Ángeles, aunque la ruta más corta para llegar allí es a través del aeropuerto de Reno en Nevada, que está a poco más de tres horas de coche.

Rodeado por el Parque Nacional de Yosemite y el Bosque Nacional de Sierra, Mammoth Mountain ha disfrutado este año de una generosidad nunca vista a nivel pluvial, con una media de tres metros de nieve en toda la estación. Circunstancia que ha hecho que muchos estadounidenses (y no pocos europeos) hayan apostado en su verano por disfrutar de una California diferente.

Motivos nos sobran cuando vemos tantos centímetros de nieve y sobre todo cuando pensamos que no habrá que cambiar de hemisferio para disfrutar de unas buenas pistas bien entrado el verano. Gracias a esta singular aparición, en los meses de julio y agosto podremos disfrutar en apenas cinco horas de lo mejor de la alta montaña y de lo mejor del Océano Pacífico.

A priori, según unas informaciones del diario San Francisco Chronicle, la estación había previsto clausurar la temporada el próximo cuatro de julio pero debido a la gran nevada acontecida el pasado 26 de mayo se decidió extender el calendario durante todo el verano.

Aunque si el esquí no es lo tuyo, en este paraíso del Invierno Eterno también podrás hacer trail, descubrir lagos glaciares a más de 3.000 metros de altitud o simplemente descansar en alguno de los hoteles que circundan la estación, convirtiéndose en el perfecto refugio invernal de California.

 

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD