¿Quieres descubrir el hundimiento del Titanic? Ahora puedes

JAIME DE LAS HERAS

No hará falta ser Leonardo DiCaprio ni Kate Winslet para volver al Titanic, eso sí, sin pasar frío. Si siempre habías soñado con encontrar el famoso collar o simplemente te puede la curiosidad de encontrar el pecio más famoso de la historia ahora puedes.

Ocho días es lo que dura la odisea, por mar, agua y debajo de ésta. Más de una semana de expedición que comienza con un viaje en helicóptero hasta un barco que está fondeado sobre el hundimiento. Una vez allí es el turno de embarcar en sumergibles desarrollados en titanio (que irónico) y carbono que nos llevarán hasta las profundidades del Atlántico Norte.

Pero no se piensen que esto es sólo un viaje de placer. También habrá que trabajar a bordo. Evidentemente no es ir en un camarote de cuarta durmiendo con las ratas pero habrá que arrimar el hombro. Aquellos interesados en descender hasta el Titanic también tendrán que manejar el sonar, preparar las inmersiones o tomar fotografías que por supuesto podrán llevarse a casa consigo.

Si aún sigues interesado en esta hazaña apta para intrépidos deberás saber cuánto cuesta la odisea. Aproximadamente 100.000 euros es lo que necesitarás para poder sentirte durante una semana como un Jack Dawson en potencia. Eso sí, sin saber que acabarás convertido en un témpano mientras te pitan los oídos con un silbato.

Para intrépidos y almas aventureras y sobre todo, para amantes de la historia que aún confíen en encontrar algo entre los restos. Así que por si acaso aquí tenéis la web de Blue Marble para intentar la internada

PUBLICIDAD



PUBLICIDAD