Omega se pone los vaqueros

El denim también entiende de alta relojería.

Compartir

A The Beatles les habría gustado este homenaje a los “Working Class Hero” que Omega realiza con uno de sus emblemas, el Railmaster, que ahora llega más joven que nunca a nuestras muñecas con su correa vestida de vaquero.

Cuando en 1957 apareció el primer Railmaster, fiable y antimagnético, muchos pensaron que en Omega se habían vuelto locos al lanzar un reloj para trabajar. Ahora, más de 60 años después, el tiempo (como siempre) les ha acabado dando la razón.

A través de la nueva esfera Blue Jeans –con cepillado vertical- y con los índices en Super LumiNova encontramos un reloj funcional, moderno que representa a la perfección los orígenes pero también su evolución.

El conjunto se redondea con una caja simétrica de 40 mm, que incluye una corona cónica y el fondo de caja con borde ondulado, además del sistema NAIAD LOCK, que permite la perfecta posición de lectura. Todo ello movido por el calibre Master Chronometer 8806, 15 veces más resisten que los Railmaster originales, y capaz de aguantar campos magnéticos de hasta 15.000 gauss.